DESCRIPCIÓN GUIÓN MERCEDARIO

    El pasado sábado 4 de agosto, durante la misa estacional presidida por el Sr. Obispo de la Diócesis, D. Jesús Catalá, con motivo del octavo centenario fundacional de la Orden Mercedaria; tuvo lugar el acto de presentación y bendición del guion mercedario de la Hermandad.
    La Junta de Gobierno, dentro de los actos programados para la conmemoración de tal efemérides, marcó una serie de hitos entre los que se encontraban perpetuar por medio de nuestro patrimonio la memoria de aquellos hombres y mujeres que durante estos ocho siglos han puesto el legado de San Pedro Nolasco al servicio de la libertad.
    Para ello la Junta de Gobierno aprobó la realización de un guión donde quedase recogido el espíritu de la orden, a través de sus símbolos y lemas, y que constituyera, dentro de la tradición en la que se enmarcan este tipo de insignias, una pieza de carácter y personalidad únicos.
   El encargo del diseño recayó en nuestro hermano Francisco Cidfuentes autor de distintas obras tanto para el cuerpo de procesión, como para el ajuar de la Santísima Virgen. La propuesta presentada a la Junta de Gobierno y aprobada para su realización, se basa en un guión de tipo rígido enmarcado por una cenefa perimetral realizada en hojilla dentro de la cual se enmarcan vanos con cartulinas que dejan ver el soporte base de tisú de plata. Bordado por ambas caras, la anterior presenta la heráldica propia de la orden mercedaria con el escudo barrado y la cruz de plata, todo ello enmarcado por una cartela realizada en tres planos distintos donde destaca el uso preciosista de las técnicas de bordado en hojilla y cartulina, así como la superposición de los distintos elementos ornamentales, dotando a la pieza de un extraordinario y trabajado volumen. Junto a la mencionada cartela puede leerse el nombre original en latín de la orden “ORDO BEATAE MARIAE VIRGINIS DE MERCEDE”. En la cara posterior aparece inscrito el primer lema utilizado por la orden “REDEMPTIO MISIT POPULO SUO” mientras que una cartela, igual a la dispuesta en la otra cara, enmarca el nombre MARIA, a modo de anagrama mariano descompuesto donde se juega intencionadamente con la colocación de cada una de las letras, tras el cual se esconde un profundo significado mariano.

   El impecable trabajo de bordado ha correspondido al taller de María Felicitación Gaviero, la cual se deleita en la hechura de esta pieza con un impecable trabajo de hojilla  y cartulina, combinado con exquisito regusto mediante el uso de pequeñas y variadas puntadas en las piezas tejidas.
    Las labores de orfebrería han recaido en el orfebre sevillano Emilio Méndez, tanto en la barra como en el asta de remate de la misma, dando como resultado una pieza de delicada factura, donde destacan la belleza y calidad de los acabados. La misma se configura en torno a un nudo central en el que se disponen sendas cartelas acodadas en ménsulas y en el que aparecen las inscripciones “GREGORIO IX” y “DEVOTIONIS VESTRAE 1235”, y rematada en su parte superior por la tiara papal y las llaves, símbolos identificativos del Estado Vaticano. La utilización de dichos símbolos viene dada por el hecho de ser el Papa Gregorio IX quien en 1235, y por medio de la bula Devotionis Vestrae diera carta de naturaleza a la orden, reconociendo con ello la iglesia la acción del espíritu santo en la fundación del instituto religioso.
   Una pieza, sin duda, llena de simbolismo, y con la que la Hermandad de la Humildad deja constancia una vez más de sus orígenes y su carácter, así como su vinculación con la Orden Mercedaria por medio de la intercesión de nuestra titular mariana Nuestra Madre y Señora de la Merced
Comparte

HUMILDAD

Web Oficial de la Hermandad de la Humildad de Málaga

También te podría gustar...