Cartel de la Estación de Penitencia 2019, año del CCCXXV Aniversario Fundacional.

HUMILDAD MÁLAGA 2019-325 ANIVERSARIO.

Obra realizada en técnica mixta: Óleo, pan de oro y plata, transfer, lija, grafito y sanguina sobre tabla.

En cuanto al Cartel, vemos que el enfoque principal es la imagen del Señor de la Humildad en su Trono. La composición podemos ver que crea una diagonal, partiendo desde el Nazareno del extremo, pasando por el Trono y acabando en la parte superior con el desaparecido convento de la Merced.

Centrándonos en la obra, vemos al Señor de la Humildad retratado con minuciosidad, destacando su dulce rostro, vestido con su clámide bordada, la cual, deja ver su poderosa y exquisita anatomía, propia del maestro Buiza. El uso del pan de oro sobre los bordados o las potencias, hace que el señor llame poderosamente la atención, siendo el punto principal sobre el que gira toda la obra. Al estar sobre su trono, vemos que las figuras traseras están tratadas de una manera más suelta y menos detallada, haciendo uso de la lija para integrarla con el fondo y para así dar una sensación de movimiento, exceptuando Pilatos, que al estar en un primer término, si tiene más definición.

La canastilla del trono, está tratada de una manera suelta y fresca, que recuerda lo impresionista, con tonos cálidos, para así dar una sensación de dinamismo y un punto directo donde se proyecta el sol y la luz de esta ciudad, concretamente en el Domingo de Ramos. En la parte inferior podemos ver el retrato de tres hombres de trono, los cuales representan una psicología particular. Uno se muestra con los ojos vendados, estando muy presente la fe. Otro se muestra sufriente, pero a la vez disfrutando, mostrando el sacrificio que hacen los hombres de trono. Y por último, otro portador se muestra abrazado a la cabeza de varal. Cada uno aportando su particular manera de sentir que tiene esta tierra. La campana, al estar en primer término, llama poderosamente la atención con el uso del pan de plata, así como los reflejos azules que traza el inigualable cielo de Málaga y que son proyectados en la campana.

El nazareno, una figura tantas veces olvidadiza, cierra la composición en la parte inferior con su blancura, tan característica del cortejo de la cofradía, recordándonos a la orden Mercedaria y dotando la obra de verticalidad. Al igual que, la Santísima Virgen de la Merced queda representada en el color del hábito del nazareno, también en el escudo de uno de los portadores de trono, o en el desaparecido Convento de la Merced del que parece salir el Señor de la Humildad. El convento está tratado usando grafismos con la sanguina, quedando en la lejanía y dando un efecto más atmosférico, llevándonos a otra época y haciendo una fusión de lo antiguo, con lo actual, para de esta forma hacer un recorrido histórico de la Cofradía conmemorando su 325 aniversario fundacional.

Por último, la tipografía toma una gran importancia en la obra, la cual resalta sobre las tintas planas del fondo, reforzando su función principal como cartel anunciador. Usa los colores de la Cofradía como son el Rojo y el blanco por la Merced, así como el color tiniebla de la cera.

Obra de Rubén Terriza

Comparte

HUMILDAD

Web Oficial de la Hermandad de la Humildad de Málaga

También te podría gustar...